Salmos 97:1-12 LBLA

Salmos 97:1-12

El dominio y el poder de Jehová

1 El SEÑOR reina; regocí­jese la tierra; alégrense las muchas islas.

2 Nubes y densas tinieblas le rodean, justicia y derecho son el fundamento de su trono.

3 Fuego va delante de El, y quema a sus adversarios en derredor.

4 Sus relámpagos iluminaron el mundo; la tierra vio y se estremeció.

5 Como cera se derritieron los montes ante la presencia del SEÑOR, ante la presencia del Señor de toda la tierra.

6 Los cielos proclaman su justicia, y todos los pueblos han visto su gloria.

7 Sean avergonzados todos los que sirven a imágenes talladas, los que se glorí­an en los í­dolos; adórenle todos los dioses.

8 Oyó Sion esto y se alegró, y las hijas de Judá se han regocijado a causa de tus juicios, oh SEÑOR.

9 Porque tú eres el SEÑOR, el Altí­simo sobre toda la tierra, muy excelso sobre todos los dioses.

10 Los que amáis al SEÑOR, aborreced el mal; El guarda las almas de sus santos; los libra de la mano de los impí­os.

11 Luz se ha sembrado para el justo, y alegrí­a para los rectos de corazón.

12 Justos, alegraos en el SEÑOR, y alabad su santo nombre.

Salmos
(Sal. 97:1-12)

Su abreviatura es Sal. (Antiguo Testamento), pertenece al tipo de libros Libros poéticos. Hace referencia al amor a Dios, el consuelo a la desesperación e instrucciones al buen comportamiento moral.

Capítulo 97 del libro Salmos (Sal.) - Biblia versión La biblia de las Américas (LBLA)

Versículo del día

Jesús respondió, y le dijo: Si alguno me ama, guardará mi palabra; y mi Padre lo amará, y vendremos a él, y haremos con él morada.

Juan 14:23 (LBLA)