Pasaje Bíblico Génesis 4:1-13 NVI

Capítulo Completo

Génesis 4:1-13

Caín y Abel

1 El hombre se unió a su mujer Eva, y ella concibió y dio a luz a Caí­n. Y dijo: "¡Con la ayuda del Señor, he tenido un hijo varón!"

2 Después dio a luz a Abel, hermano de Caí­n. Abel se dedicó a pastorear ovejas, mientras que Caí­n se dedicó a trabajar la tierra.

3 Tiempo después, Caí­n presentó al Señor una ofrenda del fruto de la tierra.

4 Abel también presentó al Señor lo mejor de su rebaño, es decir, los primogénitos con su grasa. Y el Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda,

5 pero no miró así­ a Caí­n ni a su ofrenda. Por eso Caí­n se enfureció y andaba cabizbajo.

6 Entonces el Señor le dijo: "¿Por qué estás tan enojado? ¿Por qué andas cabizbajo?

7 Si hicieras lo bueno, podrí­as andar con la frente en alto. Pero si haces lo malo, el pecado te acecha, como una fiera lista para atraparte. No obstante, tú puedes dominarlo."

8 Caí­n habló con su hermano Abel. Mientras estaban en el campo, Caí­n atacó a su hermano y lo mató.

9 El Señor le preguntó a Caí­n: ¿Dónde está tu hermano Abel? No lo sé respondió. ¿Acaso soy yo el que debe cuidar a mi hermano?

10 ¡Qué has hecho! exclamó el Señor. Desde la tierra, la sangre de tu hermano reclama justicia.

11 Por eso, ahora quedarás bajo la maldición de la tierra, la cual ha abierto sus fauces para recibir la sangre de tu hermano, que tú has derramado.

12 Cuando cultives la tierra, no te dará sus frutos, y en el mundo serás un fugitivo errante.

13 Este castigo es más de lo que puedo soportar le dijo Caí­n al Señor.

Capítulo Completo

Génesis
(Gn. 4:1-13)

Su abreviatura es Gn. (Antiguo Testamento), pertenece al tipo de libros Pentateuco. Hace referencia a la creación del mundo y del nacimiento del pueblo Hebrero.

Capítulo 4 del libro Génesis (Gn.) - Biblia versión Nueva Versión Internacional (NVI)

Versículo del día

Oh SEÑOR, tú eres mi Dios; te ensalzaré, daré alabanzas a tu nombre, porque has hecho maravillas, designios concebidos desde tiempos antiguos con toda fidelidad.

Isaías 25:1 (LBLA)