Salmos 60:1-12 NVI

Salmos 60:1-12

para enseñar, cuando tuvo guerra contra Aram-Naharaim y contra Aram de Soba, y volvió Joab, y destrozó a doce mil de Edom en el valle de la Sal.

1 Oh Dios, tú nos has rechazado y has abierto brecha en nuestras filas; te has enojado con nosotros: ¡restáuranos ahora!

2 Has sacudido la tierra, la has resquebrajado; repara sus grietas, porque se desmorona.

3 Has sometido a tu pueblo a duras pruebas; nos diste a beber un vino embriagador.

4 Da a tus fieles la señal de retirada, para que puedan escapar de los arqueros. Selah.

5 Lí­branos con tu diestra, respóndenos para que tu pueblo amado quede a salvo.

6 Dios ha dicho en su santuario: "Triunfante repartiré a Siquén, y dividiré el valle de Sucot.

7 Mí­o es Galaad, mí­o es Manasés; Efraí­n es mi yelmo y Judá mi cetro.

8 En Moab me lavo las manos, sobre Edom arrojo mi sandalia; sobre Filistea lanzo gritos de triunfo."

9 ¿Quién me llevará a la ciudad fortificada? ¿Quién me mostrará el camino a Edom?

10 ¿No eres tú, oh Dios, quien nos ha rechazado? ¡Ya no sales, oh Dios, con nuestros ejércitos!

11 Brí­ndanos tu ayuda contra el enemigo, pues de nada sirve la ayuda humana.

12 Con Dios obtendremos la victoria; ¡él pisoteará a nuestros enemigos!

Salmos
(Sal. 60:1-12)

Su abreviatura es Sal. (Antiguo Testamento), pertenece al tipo de libros Libros poéticos. Hace referencia al amor a Dios, el consuelo a la desesperación e instrucciones al buen comportamiento moral.

Capítulo 60 del libro Salmos (Sal.) - Biblia versión Nueva Versión Internacional (NVI)

Versículo del día

Oh SEÑOR, tú eres mi Dios; te ensalzaré, daré alabanzas a tu nombre, porque has hecho maravillas, designios concebidos desde tiempos antiguos con toda fidelidad.

Isaías 25:1 (LBLA)