Pasaje Bíblico Génesis 4:1-14 RVR60

Capítulo Completo

Génesis 4:1-14

Caín y Abel

1 Conoció Adán a su mujer Eva, la cual concibió y dio a luz a Caí­n, y dijo: Por voluntad de Jehová he adquirido varón.

2 Después dio a luz a su hermano Abel. Y Abel fue pastor de ovejas, y Caí­n fue labrador de la tierra.

3 Y aconteció andando el tiempo, que Caí­n trajo del fruto de la tierra una ofrenda a Jehová.

4 Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda;

5 pero no miró con agrado a Caí­n y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caí­n en gran manera, y decayó su semblante.

6 Entonces Jehová dijo a Caí­n: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaí­do tu semblante?

7 Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.

8 Y dijo Caí­n a su hermano Abel: Salgamos al campo. Y aconteció que estando ellos en el campo, Caí­n se levantó contra su hermano Abel, y lo mató.

9 Y Jehová dijo a Caí­n: ¿Dónde está Abel tu hermano? Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?

10 Y él le dijo: ¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a mí­ desde la tierra.

11 Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.

12 Cuando labres la tierra, no te volverá a dar su fuerza; errante y extranjero serás en la tierra.

13 Y dijo Caí­n a Jehová: Grande es mi castigo para ser soportado.

14 He aquí­ me echas hoy de la tierra, y de tu presencia me esconderé, y seré errante y extranjero en la tierra; y sucederá que cualquiera que me hallare, me matará.

Capítulo Completo

Génesis
(Gn. 4:1-14)

Su abreviatura es Gn. (Antiguo Testamento), pertenece al tipo de libros Pentateuco. Hace referencia a la creación del mundo y del nacimiento del pueblo Hebrero.

Capítulo 4 del libro Génesis (Gn.) - Biblia versión Reina Valera 1960 (RVR60)

Versículo del día

y se humilla mi pueblo sobre el cual es invocado mi nombre, y oran, buscan mi rostro y se vuelven de sus malos caminos, entonces yo oiré desde los cielos, perdonaré su pecado y sanaré su tierra.

II Crónicas 7:14 (LBLA)