Salmos 137:1-9 RVR60

Salmos 137:1-9

Lamento de los cautivos en Babilonia

1 Junto a los rí­os de Babilonia, Allí­ nos sentábamos, y aun llorábamos, Acordándonos de Sion.

2 Sobre los sauces en medio de ella Colgamos nuestras arpas.

3 Y los que nos habí­an llevado cautivos nos pedí­an que cantásemos, Y los que nos habí­an desolado nos pedí­an alegrí­a, diciendo: Cantadnos algunos de los cánticos de Sion.

4 ¿Cómo cantaremos cántico de Jehová En tierra de extraños?

5 Si me olvidare de ti, oh Jerusalén, Pierda mi diestra su destreza.

6 Mi lengua se pegue a mi paladar, Si de ti no me acordare; Si no enalteciere a Jerusalén Como preferente asunto de mi alegrí­a.

7 Oh Jehová, recuerda contra los hijos de Edom el dí­a de Jerusalén, Cuando decí­an: Arrasadla, arrasadla Hasta los cimientos.

8 Hija de Babilonia la desolada, Bienaventurado el que te diere el pago De lo que tú nos hiciste.

9 Dichoso el que tomare y estrellare tus niños Contra la peña.

Salmos
(Sal. 137:1-9)

Su abreviatura es Sal. (Antiguo Testamento), pertenece al tipo de libros Libros poéticos. Hace referencia al amor a Dios, el consuelo a la desesperación e instrucciones al buen comportamiento moral.

Capítulo 137 del libro Salmos (Sal.) - Biblia versión Reina Valera 1960 (RVR60)

Versículo del día

Oh SEÑOR, tú eres mi Dios; te ensalzaré, daré alabanzas a tu nombre, porque has hecho maravillas, designios concebidos desde tiempos antiguos con toda fidelidad.

Isaías 25:1 (LBLA)