Salmos 60:1-12 RVR60

Salmos 60:1-12

para enseñar, cuando tuvo guerra contra Aram-Naharaim y contra Aram de Soba, y volvió Joab, y destrozó a doce mil de Edom en el valle de la Sal.

1 Oh Dios, tú nos has desechado, nos quebrantaste; Te has airado; ¡vuélvete a nosotros!

2 Hiciste temblar la tierra, la has hendido; Sana sus roturas, porque titubea.

3 Has hecho ver a tu pueblo cosas duras; Nos hiciste beber vino de aturdimiento.

4 Has dado a los que te temen bandera Que alcen por causa de la verdad. Selah

5 Para que se libren tus amados, Salva con tu diestra, y óyeme.

6 Dios ha dicho en su santuario: Yo me alegraré; Repartiré a Siquem, y mediré el valle de Sucot.

7 Mí­o es Galaad, y mí­o es Manasés; Y Efraí­n es la fortaleza de mi cabeza; Judá es mi legislador.

8 Moab, vasija para lavarme; Sobre Edom echaré mi calzado; Me regocijaré sobre Filistea.

9 ¿Quién me llevará a la ciudad fortificada? ¿Quién me llevará hasta Edom?

10 ¿No serás tú, oh Dios, que nos habí­as desechado, Y no salí­as, oh Dios, con nuestros ejércitos?

11 Danos socorro contra el enemigo, Porque vana es la ayuda de los hombres.

12 En Dios haremos proezas, Y él hollará a nuestros enemigos.

Salmos
(Sal. 60:1-12)

Su abreviatura es Sal. (Antiguo Testamento), pertenece al tipo de libros Libros poéticos. Hace referencia al amor a Dios, el consuelo a la desesperación e instrucciones al buen comportamiento moral.

Capítulo 60 del libro Salmos (Sal.) - Biblia versión Reina Valera 1960 (RVR60)

Versículo del día

Todo aquel que confiesa que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios.

I Juan 4:15 (LBLA)