I Crónicas 23:1-32 RVR95

I Crónicas 23:1-32

Distribución y deberes de los levitas

1 Viejo ya David y colmado de dí­as, proclamó a Salomón, su hijo, rey de Israel.

2 Habiendo reunido a todos los principales de Israel, a los sacerdotes y a los levitas,

3 fueron contados los levitas mayores de treinta años; y fue el número de ellos, contados uno por uno, treinta y ocho mil.

4 De estos, veinticuatro mil dirigirí­an la obra de la casa de Jehová, y seis mil serí­an gobernadores y jueces.

5 Además, cuatro mil serí­an porteros, y cuatro mil alabarí­an a Jehová, con los instrumentos que David habí­a hecho para tributar alabanzas.

6 Los repartió David en grupos conforme a los hijos de Leví­: Gersón, Coat y Merari.

7 Los hijos de Gersón: Laadán y Simei.

8 Los hijos de Laadán: Jehiel, el primero, después Zetam y Joel; tres en total.

9 Los hijos de Simei: Selomit, Haziel y Harán; tres en total. Estos fueron los jefes de las familias de Laadán.

10 Los hijos de Simei: Jahat, Zina, Jeús y Berí­a. Estos cuatro fueron los hijos de Simei.

11 Jahat era el primero, y Zina, el segundo; Jeús y Berí­a no tuvieron muchos hijos, por lo cual fueron contados como una familia.

12 Los hijos de Coat: Amram, Izhar, Hebrón y Uziel; cuatro en total.

13 Los hijos de Amram: Aarón y Moisés. Aarón fue apartado para ser dedicado a las cosas más santas, tanto él como sus hijos, para siempre, a fin de que quemaran incienso delante de Jehová, le ministraran y bendijeran su nombre para siempre.

14 Y los hijos de Moisés, varón de Dios, fueron contados en la tribu de Leví­.

15 Los hijos de Moisés fueron Gersón y Eliezer.

16 Hijo de Gersón fue Sebuel, el jefe.

17 E hijo de Eliezer fue Rehabí­as, el jefe. Eliezer no tuvo otros hijos, pero los hijos de Rehabí­as fueron muy numerosos.

18 Hijo de Izhar fue Selomit, el jefe.

19 Los hijos de Hebrón: Jerí­as, el jefe, el segundo, Amarí­as, el tercero, Jahaziel y el cuarto, Jecamán.

20 Los hijos de Uziel: Micaí­a, el jefe, y el segundo, Isí­as.

21 Los hijos de Merari: Mahli y Musi. Los hijos de Mahli: Eleazar y Cis.

22 Y murió Eleazar sin hijos; pero tuvo hijas, y los hijos de Cis, sus parientes, las tomaron por mujeres.

23 Los hijos de Musi: Mahli, Edar y Jeremot; tres en total.

24 Estos son los hijos de Leví­, según las familias de sus padres, jefes de familias, según el censo de ellos, contados por sus nombres, uno por uno, de veinte años para arriba, los cuales trabajaban en el ministerio de la casa de Jehová.

25 Porque David habí­a dicho: "Jehová, Dios de Israel, ha dado paz a su pueblo Israel, y él habitará en Jerusalén para siempre.

26 Por eso los levitas no tendrán que transportar más el Tabernáculo y todos los utensilios para su ministerio".

27 Así­ que, conforme a las últimas palabras de David, se hizo el cómputo de los hijos de Leví­ de veinte años para arriba.

28 Estos estaban bajo las órdenes de los hijos de Aarón para el servicio de la casa de Jehová, en los atrios, en las cámaras, en la purificación de toda cosa santificada, y en lo demás de la obra del ministerio en la casa de Dios.

29 Asimismo tení­an a su cargo los panes de la proposición, la flor de harina para el sacrificio, las hojuelas sin levadura, las ofrendas preparadas en sartén y las cocidas, y todos los pesos y medidas.

30 Tení­an además que asistir todos los dí­as por la mañana y por la tarde para dar gracias y tributar alabanzas a Jehová.

31 También tení­an que ofrecer todos los holocaustos a Jehová los sábados, lunas nuevas y fiestas solemnes, continuamente delante de Jehová, según su número y de acuerdo con su rito.

32 Tení­an también a su cargo el cuidado del Tabernáculo de reunión y del santuario, bajo las órdenes de los hijos de Aarón, sus hermanos, en el ministerio de la casa de Jehová.

I Crónicas
(1 Cr. 23:1-32)

Su abreviatura es 1 Cr. (Antiguo Testamento), pertenece al tipo de libros Libros históricos. Hace referencia a acontecimientos importantes.

Capítulo 23 del libro I Crónicas (1 Cr.) - Biblia versión Reina Valera 1995 (RVR95)

Versículo del día

Sed más bien amables unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, así­ como también Dios os perdonó en Cristo.

Efesios 4:32 (LBLA)