II Reyes 24:1-20 RVR95

II Reyes 24:1-20

1 En su tiempo, Nabucodonosor, rey de Babilonia, subió en campaña, y Joacim se convirtió en su siervo por tres años, pero luego volvió a rebelarse contra él.

2 Jehová envió contra Joacim fuerzas de caldeos, de sirios, de moabitas y de amonitas. Las envió contra Judá para que la destruyeran, conforme a la palabra que Jehová habí­a anunciado por medio de sus siervos, los profetas.

3 Ciertamente vino esto contra Judá por mandato de Jehová, para apartarla de su presencia, por todos los pecados cometidos por Manasés y

4 también por la sangre inocente que derramó, pues llenó a Jerusalén de sangre inocente. Por tanto, Jehová no quiso perdonar.

5 Los demás hechos de Joacim, y todo lo que hizo, ¿no está escrito en el libro de las crónicas de los reyes de Judá?

6 Joacim durmió con sus padres y en su lugar reinó Joaquí­n, su hijo.

7 El rey de Egipto nunca más salió de su tierra, porque el rey de Babilonia se apoderó de todo lo que era suyo desde el rí­o de Egipto hasta el rí­o Éufrates.

Joaquín y los nobles son llevados cautivos a Babilonia

8 Joaquí­n tení­a dieciocho años cuando comenzó a reinar y reinó en Jerusalén tres meses. El nombre de su madre era Nehusta, hija de Elnatán, de Jerusalén.

9 E hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a todas las cosas que habí­a hecho su padre.

10 En aquel tiempo subieron contra Jerusalén los siervos de Nabucodonosor, rey de Babilonia, y la ciudad fue sitiada.

11 Llegó también a la ciudad Nabucodonosor, rey de Babilonia, cuando sus siervos la tení­an sitiada.

12 Entonces Joaquí­n, rey de Judá, junto con su madre, sus siervos, sus prí­ncipes y sus oficiales, se rindió al rey de Babilonia. En el octavo año de su reinado, el rey de Babilonia lo tomó prisionero.

13 Después sacó de allí­ todos los tesoros de la casa de Jehová y los de la casa real. Tal como lo habí­a dicho Jehová, rompió en pedazos todos los utensilios de oro que habí­a hecho Salomón, rey de Israel, en la casa de Jehová.

14 Se llevó cautiva a toda Jerusalén, a todos los prí­ncipes y a todos los hombres valientes, en número de diez mil cautivos, y a todos los artesanos y herreros; no quedó nadie, excepto la gente pobre del paí­s.

15 Asimismo se llevó cautivos de Jerusalén a Babilonia a Joaquí­n, a la madre del rey, a las mujeres del rey, a sus oficiales y a los poderosos de la tierra.

16 A todos los hombres de guerra, que fueron siete mil, a los artesanos y herreros, que fueron mil, y a todos los hombres fuertes y aptos para la guerra, se llevó cautivos el rey de Babilonia.

17 Luego el rey de Babilonia puso como rey en lugar de Joaquí­n a Mataní­as, su tí­o, y le cambió el nombre por el de Sedequí­as.

Reinado de Sedequías

18 Sedequí­as tení­a veintiún años cuando comenzó a reinar y reinó en Jerusalén once años. El nombre de su madre era Hamutal, hija de Jeremí­as, de Libna.

19 Hizo lo malo ante los ojos de Jehová, conforme a todo lo que habí­a hecho Joacim.

20 Vino, pues, la ira de Jehová contra Jerusalén y Judá, hasta que los echó de su presencia. Después Sedequí­as se rebeló contra el rey de Babilonia.

II Reyes
(2 R. 24:1-20)

Su abreviatura es 2 R. (Antiguo Testamento), pertenece al tipo de libros Libros históricos. Hace referencia a acontecimientos importantes.

Capítulo 24 del libro II Reyes (2 R.) - Biblia versión Reina Valera 1995 (RVR95)

Versículo del día

Señor, tú eres mi Dios; yo te alabo y bendigo tu nombre, porque has realizado tus planes admirables, fieles y seguros desde tiempos antiguos.

Isaías 25:1 (DHH94I)